Ascensión del Señor ciclo A

ASCENSION A

Buenos días a todos aquí se acaba el tiempo de mirar… Hoy nos convertimos en cristianos que debemos hacer las cosas por nuestros medios y con la fuerza que el Espíritu nos da. Hoy se acaban las excusas… Es lo mismo que el día del examen:… Hoy es nuestro día de demostrar que sabemos todo… Hoy es el Domingo de la Ascensión de Jesús, es el día en que nos da su mandato: bautizar a todas las personas y anunciar el mensaje de amor que Jesús nos ha dejado… Tan sencillo, tan complicado…

Nos dice el evangelio que algunos vacilaban… Que no se terminaban de creer todo esto de la resurrección… Y no es para menos… Ante la novedad, ante lo «imposible» lo normal es dudar… Cuando nos exigen poco no tenemos dudas, lo hacemos rápido y vamos a otra cosa, pero cuando nos piden mucho… Cuando hay que ir más allá de lo normal… de los límites conocidos…

¿Qué quiero decir con todo esto? Muy sencillo: La misión que nos encomienda Jesús nos puede parecer imposible, irrealizable… Pero es que Jesús en ningún momento nos pone fechas, es más, nos dice que estará con nosotros hasta el fin de los tiempos… Y eso es lo importante. Cada día damos un pasito, luego otro… Lo mismo nos pasa con este mandato de Jesús: cada día empieza por ti, por descubrir a Dios en tu vida. Luego lleva esa alegría a las personas que viven a tu lado, después a tus amigos… Que se note que eres cristiano en tu manera de hablar, de servir, de ser testigo del Evangelio… Y la meta la lograremos entre todos, paso a paso… Sabemos que contamos con Jesús.

Para terminar, recordad una frase de la segunda lectura: «Que el Padre de la gloria ilumine los ojos de vuestro corazón» Mirad lo bonito que es eso para nuestra vida: ver con el corazón, ver con el amor puesto en todas las personas y cosas que hacemos… Chicos, ¡Qué grande es ser cristiano!