Domingo 18 tiempo ordinario a

Domingo 15 ordinario A

Oracion jóven

Decimocuarto Domingo Ordinario – Ciclo A

Corpus Cristi ciclo A

Continuar leyendo

Santísima Trinidad ciclo A

SANTISIMA TRINIDAD A

DOMINGO DE PENTECOSTES

PENTECOSTES A

Nuestro Dios no deja de sorprendernos. ¿Os gustan las sorpresas? ¿Y los regalos?. A mi encanta que me sorprendan, que me regalen… Pero con los años voy teniendo más gozo en regalar y sorprender a los que quiero… Me encanta ver las caras de ilusión, los ojos abiertos… Pues me imagino que a Dios Padre le pasa un poco lo mismo: le encanta sorprendernos cuando menos lo esperamos… Como hoy en Pentecostés, la gran sorpresa de los cristianos, que consistió en el regalo del Espíritu Santo que es el que nos hace movernos, vivir, existir…

Dice la lectura que estaban todos juntos y de repente… Un ruido, una visión como de fuego… Y hablando en lenguas diferentes… Y es que Dios no es de todos…

Por eso también la Iglesia celebra hoy el día del Apostolado Seglar. Esto quiere decir que la Iglesia no es solo de curas y monjas… Es y pertenece a todo el pueblo cristiano, pero ojo, que esto lleva a unas responsabilidades:

  1. formarnos como cristianos y saber responder a las preguntas que nos hacen.
  2. comprometernos en ser testigos y servidores del Evangelio en nuestro ambiente y portarnos como se espera de nosotros.
  3. Y cuando vemos necesidades, no podemos hacer como que no nos damos cuenta.
  4. Pasar a la acción, no quedarnos solo en reuniones.

Si os habéis dado cuenta, dice la lectura que el Espíritu bajó sobre todos, no sobre algunos… Todos nosotros estamos llamados a construir la Iglesia, la parroquia. No podemos decir que no es tarea nuestra.

Y en el Evangelio Jesús dice que nos envía a todos a una misión… Todos somos necesarios para cumplir el deseo del Padre de transformar esta sociedad muchas veces egoísta en solidaria. Por eso es necesario vivir y asumir riesgos, exponernos a fallar… Daos cuenta de una cosa: Quien nada empieza, no puede fracasar… Pero ¿qué podemos esperar de la vida cuando no empezamos nada, cuando no nos arriesgamos?

Lo contrario a la acción es la parálisis… Por miedo no hacemos cosas, o solo hacemos lo de siempre… Hoy, en Pentecostés estamos llamados a hacer algo diferente, como hizo Dios con esos pobres discípulos que no se atrevían a salir… Dios es siempre nuevo, sorprendente… Quien dice que conoce a Dios… No lo conoce…

Dejaos sorprender… Haced cosas nuevas, vivid con el Espíritu que Dios nos regala… Y veremos cosas nuevas.

 

Ascensión del Señor ciclo A

ASCENSION A

Buenos días a todos aquí se acaba el tiempo de mirar… Hoy nos convertimos en cristianos que debemos hacer las cosas por nuestros medios y con la fuerza que el Espíritu nos da. Hoy se acaban las excusas… Es lo mismo que el día del examen:… Hoy es nuestro día de demostrar que sabemos todo… Hoy es el Domingo de la Ascensión de Jesús, es el día en que nos da su mandato: bautizar a todas las personas y anunciar el mensaje de amor que Jesús nos ha dejado… Tan sencillo, tan complicado…

Nos dice el evangelio que algunos vacilaban… Que no se terminaban de creer todo esto de la resurrección… Y no es para menos… Ante la novedad, ante lo «imposible» lo normal es dudar… Cuando nos exigen poco no tenemos dudas, lo hacemos rápido y vamos a otra cosa, pero cuando nos piden mucho… Cuando hay que ir más allá de lo normal… de los límites conocidos…

¿Qué quiero decir con todo esto? Muy sencillo: La misión que nos encomienda Jesús nos puede parecer imposible, irrealizable… Pero es que Jesús en ningún momento nos pone fechas, es más, nos dice que estará con nosotros hasta el fin de los tiempos… Y eso es lo importante. Cada día damos un pasito, luego otro… Lo mismo nos pasa con este mandato de Jesús: cada día empieza por ti, por descubrir a Dios en tu vida. Luego lleva esa alegría a las personas que viven a tu lado, después a tus amigos… Que se note que eres cristiano en tu manera de hablar, de servir, de ser testigo del Evangelio… Y la meta la lograremos entre todos, paso a paso… Sabemos que contamos con Jesús.

Para terminar, recordad una frase de la segunda lectura: «Que el Padre de la gloria ilumine los ojos de vuestro corazón» Mirad lo bonito que es eso para nuestra vida: ver con el corazón, ver con el amor puesto en todas las personas y cosas que hacemos… Chicos, ¡Qué grande es ser cristiano!

VI Domingo de pascua ciclo A

 

Comentario al evangelio del Domingo VI de Pascua · Dibujos de Fano ...

6º PASCUA A

Imaginad que tenéis el mejor coche de toda la ciudad. El más bonito y el que más corre… Pero no tenéis la llave… Y que una vez que tenéis la llave, os dais cuenta que no tiene gasolina… ¿De qué os sirve? ¿Dónde os lleva?

Lo mismo pasa con el Bautismo y la Confirmación, que es lo que hemos escuchado en la primera lectura: El bautismo es la llave de entrada para pertenecer a Dios, su Iglesia, todo lo que podemos ser, hacer y conseguir… Pero la Confirmación es recibir el Espíritu Santo, es la gasolina que hace que nos movamos a todos los sitios. Sin el Espíritu enseguida nos cansaríamos, enseguida veríamos solo problemas… ¿Conocéis a gente que solo ve lo malo y los problemas? ¿A personas que están siempre diciendo: no, no, no…? ¿Os gusta estar con ellas? .

Por eso en la segunda lectura san Pedro nos dice una frase preciosa: «Estad dispuestos a dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pida» ¿Te imaginas que te pregunten por qué estás feliz? Me encanta estar rodeado de personas alegres, amigos que se mueven, que juegan, que me cuentan cosas… ¿A vosotros? Pues claro que queremos estar con estas personas que nos animen, que nos cuenten cosas alegres… La buenas notas, los éxitos en el trabajo, los cumpleaños y mil cosas mas.

Hoy la lectura nos recuerda que debemos estar también alegres: Por sentirnos llamados por Jesús. Por compartir el Pan de la Eucaristía. Por estar rodeado de otros hermanos en la fe.
 Por saber que Jesús pide el Espíritu para nosotros. Por estar en Pascua viviendo la alegría de la Resurrección.
 Por ser domingo y día de fiesta de familia, de reunión.

Dios quiere que seamos servidores y testigos de la alegría… Comuniquemos hoy nuestros motivos de felicidad. Gracias por sonreír.

 

Canto a María