domingo 26 tiempo ordinario c

26º ordinario c 2019

«TENDER LA MANO” El paisaje de la vida cotidiana esta partido en dos, en tres o en cuatro partes y un abismo las sepa- ra: la riqueza y la pobreza, el bienestar y la carencia, la indiferencia y la necesidad, la inclusion y la exclusion. La desigualdad rompe la armonia de un paisaje creado por Dios para todos los humanos. ¿Quien puede tender un puente de uno a otro lado de este paisaje roto? La parabola de Jesus se centra en el tiempo donde ya no es posible deshacer el entuerto. El abismo en la tierra se transforma en un abismo “mas alla”, cuando el retorno es ya imposible. Es ahora el momento de tender una mano superando la indiferencia y la frialdad de quienes creemos que todo marcha perfectamente porque a nosotros no nos toca el sufrimiento. Es ahora el momento de mirar de cara al pobre, al inmigrante, al excluido, al diferente, al “marcado”, y hacernos respon- sables de esta desigualdad para hacer entrar en la casa de nuestra vida cotidiana a los “lazaros” que estan a la puerta.