Domingo 32 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color

Según Jesús, la unión de Dios con sus hijos no puede ser destruida por la muerte. Su amor es más fuerte que nuestra extinción biológica. Por eso, con fe humilde nos atrevemos a invocarlo: «Dios mío, en Ti confío. No quede yo defraudado» (Salmo 25,1-2).

Puedes descargar aquí la Hoja Parroquial

 

Domingo 31 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color2

El evangelio resalta la iniciativa de Dios: también el rico y explotador recibe la visita de Dios en su corazón. Jesús no se acomplejó frente a los ricos, tampoco los mitificó, pero nos muestra que también el rico es hijo de Dios. El encuentro con Dios lleva a un gran cambio de vida.

Puedes descargar aquí la Hoja Parroquial.

 

Domingo 30 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color3

El fariseo no se ha encontrado con Dios. Este recaudador, por el contrario, encuentra en seguida la postura correcta ante él: la actitud del que no tiene nada y lo necesita todo. No se detiene siquiera a confesar con detalle sus culpas. Se reconoce pecador. De esa conciencia brota su oración: «Ten compasión de este pecador».

Puedes descargarte la Hoja Parroquial aquí.

Oración jóven – Viernes 21 de octubre

Oración Joven

Hoy nos juntamos para tener un momento de oración personal con Jesús… A lo largo del día, compartimos muchos momentos entre nosotros, pero la oración no suele ser uno de ellos. Aprovechemos este momento de encuentro en Comunidad y sintamos la invitación de Jesús a estar con Él, como invitó a sus amigos a subir al monte a orar. Debemos tomar conciencia ante todo de su presencia, por lo tanto, esta oración debe ser un diálogo y no un monólogo… un rato para caer en la cuenta de que el Señor está aquí… y, lentamente, sin prisas ni carreras, saboreando cada frase, escuchamos la Palabra de Dios.

Puedes descargarte la Oración Joven aquí.

Domingo 29 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color

En la Iglesia todos hemos de ser servidores. Nos hemos de colocar en la comunidad cristiana, no desde arriba, desde la superioridad, el poder o el protagonismo interesado, sino desde abajo, desde la disponibilidad, el servicio y la ayuda a los demás. Nuestro ejemplo es Jesús.

Puedes descargarte la Hoja Parroquial aquí.

 

Domingo 28 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color2

Las misas para la FIESTA DEL PILAR, día 12, serán a las 9,00 ; 12,00 y a las 19,00.

El miércoles a las 12 tendremos la celebración de la Eucaristía. Presidida por Don Carlos. Celebra su 50 aniversario sacerdotal.  Invito a  que le acompañemos en este día tan importante de su vida. Es de agradecer el trabajo que está realizando en nuestra comunidad, su entrega y servicio por ello te invito a no faltar a esta celebración tan especial.

Puedes descargarte la Hoja Parroquial aquí.

 

Domingo 27 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color3Cree que todo depende de Dios, pero obra como si todo dependiese de ti: Muchas cosas las hará Dios pero a través de ti. “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer”: Aunque hagamos grandes cosas, no es para vanagloriarse. Responder a Dios, responder al prójimo, debe ser lo más lógico, es hasta de justicia.

Puedes descargarte la Hoja Parroquial aquí.

Domingo 26 Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_colorQuien sigue a Jesús se va haciendo más sensible al sufrimiento de quienes encuentra en su camino. Se acerca al necesitado y, si está en sus manos, trata de aliviar su situación.»

Puedes descargar la Hoja Parroquial aquí.

XXV Domingo Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color2

Hay algo que los cristianos olvidamos con excesiva facilidad. Ser cristiano exige cambiar radicalmente nuestros criterios de actuación y encauzar nuestra vida por caminos completamente diferentes a los que nos ofrece la sociedad actual.

Puedes descargar la Hoja Parroquial aquí.

XXIV Domingo Ordinario – Ciclo C

periodico_dibujo_color3¿Nos pondremos en camino hacia Dios nuestro Padre? Muchos lo harían si conocieran a ese Dios que, según la parábola de Jesús, «sale corriendo al encuentro de su hijo, se le echa al cuello y se pone a besarlo efusivamente». Esos abrazos y besos hablan de su amor mejor que todos los libros de teología. Junto a él podríamos encontrar una libertad más digna y dichosa.

Puedes descargar aquí la Hoja Parroquial