6 domingo de pascua c

 

6º PASCUA C

Cuando escucho este Evangelio, cuando escucho tus palabras, Jesús, y me pongo en contacto contigo, y cuando escucho todo lo que les dices a tus discípulos hoy y me dices a mí, entro en un camino de tranquilidad y de alegría. Jesús, Tú les dices a tus discípulos: “Que no tiemble vuestro corazón y se acobarde”. Estás viendo que están con miedo, están con preocupación, se van a encontrar solos. Pero Tú enseguida pones remedio, enseguida quieres quitarles ese miedo y quieres darles fuerza, quieres darles seguridad, pero les adviertes mucho. Me encuentro yo también entre los discípulos, Jesús, y oigo que me dices: “El que me ama guarda mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos morada en él”. Y si realmente cumplimos todo esto que Tú nos dices, Jesús, y que Tú me dices hoy, entraré en caminos de paz, porque es lo que Tú quieres: “La paz os dejo, mi paz os doy. Pero mira —me dices—, no te la voy a dar como la da el mundo. Yo te la voy a dar de otra manera. Si tú guardas, absorbes, reflexionas, experimentas y vives mi palabra, tendrás paz. Si tú tienes una relación profunda conmigo, si llevas una vida íntima conmigo, tendrás paz. Si tú quieres seguirme, ser discípulo mío y guardar mi palabra, tendrás paz. Porque —me dices— mi relación contigo no es una relación a distancia, no es una relación fría, sino es una relación llena de amor, profunda, llena de cariño”….. Francisca