Tercer Domingo de Cuaresma – Ciclo A

imgres

La mujer busca agua porque tiene sed. Como cada uno de nosotros. Sólo más tarde nos daremos cuenta de que en nuestra sed (de felicidad, de reconocimiento, de plenitud, de salvación) estaba El, dándonos sed de algo más grande, cuyo secreto le pertenece. ¿Qué sed honda hoy en ti que te hace estar insatisfecho? ¿Tiene algo que ver con Dios?

Puedes descargarte la Hoja Parroquial aquí.