SAGRADA FAMILIA CICLO C

 

 

SAGRADA FAMILIA C

Al escuchar este texto yo me pregunto: ¿qué es lo que me quiere decir hoy Jesús? ¿Qué lecciones tengo que aprender al considerar a tu familia, al ver cómo vivías con tu madre, María, y con tu padre, José? Dímelo, Jesús, ¿qué me quieres decir? Siento que me dices tantas cosas… y me las dices al corazón. Hoy me hablas de la palabra “familia”. Parece que quieres que viva mi familia, el ambiente donde vivo, el ambiente donde estoy de una manera igual que tu familia, tu familia de Nazaret. Y me llevas a tu casa, a Nazaret, a tu hogar. Y allí, ¿qué es lo que veo, Jesús? Veo una familia unida, donde reina la paz, el silencio, el trabajo. Jesús, cuando considero y veo cómo vivís los tres—María, José… contigo—, cuando contemplo esta familia, me lleno de asombro, me impacta verla, observarla, sentirla. ¿Cómo Tú, Jesús, sabiendo quién eres, obedeces a María y a José, tus padres? ¿Cómo te humillas tanto? Ya sé, para enseñarme también la gran lección de la humildad, la lección de la pobreza —interior y exterior—, de estar en una familia tranquila, pobre, escondida, llevando el trabajo ordinario con mucho amor. Me llevas hoy a pensar mucho para que quite todos estos afanes que tengo: a veces ese afán de sobresalir, de ser tenida en mucho… y en más. Me llevas también a pensar que valore mi familia, que valore mi casa, a los míos, con quien estoy. Que aprenda de ti a rezar, a escuchar, a trabajar, a servir….