2 Domingo de Adviento ciclo C

 

ADVIENTO 2ºC

Querido amigo: Poco a poco nos vamos adentrando en el Adviento, esta etapa que nos hace prepararnos interiormente para la venida de Jesús. Y hoy en este encuentro se nos regala un texto donde aparece un personaje central, un heraldo, un profeta, alguien que nos llama a que cambiemos de vida, y éste es Juan Bautista. Nos invita a preparar el camino del Señor, nos invita a un cambio radical. Sí, querido amigo, y hace esos verbos tan profundo: allanar, aplanar, enderezar, igualar. ¡Cuántas ocasiones tenemos en la vida y cuántas manifestaciones, cuántas malas formas, cuántas formas desagradables de carácter y a veces caminos torcidos! Y eso lo tenemos que enderezar para preparar el camino. Éste es el Adviento: una preparación profunda, pero una preparación que nace de la esperanza y nace de la alegría; una esperanza alegre. ¡Cuántos mensajes recibimos proféticos! Otras veces tenemos tantos mensajes…, llamadas a la penitencia, a la conversión, llamadas a la esperanza. Pero siempre se nos dice: “¡Preparaos, porque ya está cerca, ya viene el Señor!”.